18 de agosto de 2018

Amanecer Rojo

  • Autor: Pierce Brown
  • Nº de páginas: 544 págs.
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • Editorial: MOLINO
  • Lengua: CASTELLANO
  • ISBN: 9788427208384

Ahora, en Marte, el equilibrio se sustenta en un férreo sistema de castas representadas por colores. Para acceder a la élite de los gobernantes, los dorados deben ganarse su puesto en una contienda implacable. Pero Darrow no es un dorado. 
Es un rojo, forjado en las entrañas del infierno. 
Afilado por el odio. 
Fortalecido por el amor. 
Para sobrevivir, debe ocultar su verdad. 
Sin olvidar que cada muerte, cada paso de la contienda, es por la libertad. Y con una idea fija en la mente: no convertirse en uno de ellos, pase lo que pase. En un mundo de oscuridad, un rojo amanecerá dorado.





        


Amanecer rojo trata sobre un futuro distópico en donde el humano, tras años de conquistas y de creciente afán de colonización, decide apropiarse de todo el sistema solar. La sociedad está dividida en castas representadas por colores. Hay varios estamentos, pero los fundamentales para la trama son los dorados (la élite, la casta dominante y gobernante) y los rojos (los inferiores, esclavizados, y los superiores, simples ciudadanos).

Marte lleva años siendo colonizado por las personas, que allí habitan divididos en pequeños grupos sociales o trabajadores. Cada persona tiene una misión para poder generar más y más riquezas. Darrow es un minero Rojo que está explotado por los Dorados, que son la clase alta y suprema de esta sociedad. Ellos mandan, ellos ordenan y obviamente se aprovechan de todo.

Pero dentro de los Rojos, las personas se van inquietando, se van cansando de ser los tontos que hacen todo sin recibir nada, mientras que los Dorados se llevan todas las riquezas. Una rebelión está naciendo, y Darrow será el que tenga que meterse en las entrañas de los Dorados, luchar por un puesto en lo más alto. Para poder lograrlo tendrá que matar, luchar, no mostrar sus sentimientos y cambiar todo de él.



"Mi gente canta; bailamos, amamos. Esa es nuestra fuerza. Pero también cavamos. Y después morimos. Rara vez logramos escoger el porqué. Esa elección es poder. Esa elección ha sido nuestra única arma. Pero no es suficiente."


Tenía una idea aproximada de lo que pensé que me podía encontrar pero el libro superó todas mis expectativas y con creces. Pierce Brown crea una historia que simplemente te deja impactado, que te engancha desde la primera a la última página y que te hace sufrir mucho, pero aún así siempre vas a querer más.

Vemos una sociedad donde podemos distinguir la clase pobre y también la superior, y vemos como los ricos abusan a más no poder de los Rojos. Lo que no previenen es la rebelión que surge y sinceramente yo no me esperaba para nada que fuera así. Iba devorando las páginas ansiosa por saber cómo iba Darrow a resolver todo y sin lugar a dudas quedé admirada y sorprendida por la fortaleza del personaje, que en ningún momento se rinde y sigue adelante.

Darrow me supo conquistar, ves como evoluciona a lo largo del libro, como cae la venda de sus ojos y se tiene que enfrentar a la dura realidad. Es un líder, es fuerte, no duda nunca y siempre va a buscar la justicia por encima de todas las cosas. Tengo muchos personajes masculinos favoritos (creo que es difícil que no sea así) pero este se ha convertido también en uno de ellos.

Pero no solamente está Darrow como personaje a destacar, sino que también crea unos personajes secundarios que me han gustado muchísimo. Con ellos nos llega el factor sorpresa muchísimas veces, con traiciones que no esperamos, sentimientos que nacen y una lealtad digna de ver. Entre los personajes secundarios, cabe nombrar a Eo, la mujer de Darrow, una defensora de la igualdad, y Casio, el compañero de clase de Darrow y pronto un íntimo de éste. Hasta cierto punto de la novela, me parecía una persona especial, pero más tarde resulta no ser algo positivo. Y por supuesto, mi favorita, Mustang. Cualquier cosa que comente sobre ella adelantaría acontecimientos, por lo que mi comentario se reducirá a un olé.



"Parecemos lobos de color rubio. Estamos más delgados que cuando empezó el Instituto. Más sucios. Tenemos el pelo más largo. Cicatrices. Yo más que la mayoría. Me he vuelto demasiado dependiente de la carne roja. Tengo una muela rota. Pero me río. Me río hasta que mi muela ya no puede más. Me había olvidado de que somos personas, chicos que pueden colarse por alguien."


Me he dado cuenta de varios símiles bastante pronunciados con Los juegos del hambre. Al principio son sutiles, como el hecho de que un grupo de adolescentes vayan a un recinto a vida o muerte. Pero cuando aparece una canción cuyo significado implica revolución y castigo de muerte, o la imitación casi literal de la famosa escena de la cueva de Katniss y Peeta cuando uno se pone enfermo y el otro le trae sopa, no he pensado que fueran coincidencias. Aun así, el libro — excepto por el joven revolucionario— no tiene en general similitudes con esta otra novela y no vale la pena verlo como algo negativo. De alguna manera, esto es lo que marca la diferencia en la novela. Doy gracias por personajes un tanto diferentes al típico personaje idealizado de la literatura juvenil. Me resulta imposible puntuar de manera numérica el libro, la opinión es íntegramente la reseña y no puedo reducirla a un número. Aunque debo terminar con un INCREÍBLE.

Este es un libro muy muy duro, ya que encontramos muertes por todas partes, también vemos la dureza con la que tienen luchar día tras día los chicos. Pierce Brown para mi ha construido una distopía sublime, que te hace muchas veces dejar de leer y pensar "vale, ahora a pasado esto. No puede ser" y seguir leyendo porque pese a que tienes el corazón roto en ese momento y las lágrimas en los ojos tienes que seguir leyendo.
Al margen de mantenerme enganchada, hacerme llorar, hacerme sufrir y también reír a veces, para mí el libro tiene todos los ingredientes para ser perfecto. Nos encontramos acción, amistad, sangre, amor, lealtad, ingenio...es que lo tiene todo.

Y el final para mi fue muy muy arriesgado pero me pareció perfecto. Creo que el autor no podía haber hecho un mejor final para dejarnos a todos los lectores con muchísimas ansias de más. Seguramente me deje muchas cosas en el tintero pero no quiero contaros todo y como podéis ver el libro me encantó de principio a fin por la historia y porque siempre en todo momento consiguió sorprenderme.




No hay comentarios:

Publicar un comentario